domingo, 20 de julio de 2008

En la orilla...



Querida peke del alma...
Acabamos de regresar de pasar unos días en la casa de la playa de los abuelos. Tenía muchas ganas de verlos.
También teníamos ganas de desconectar un poco del mundo, y buscar la calma y el placer que produce el paso de las horas cuando has dejado el reloj olvidado en algún rincón de la casa.
Estos días han sido así: lectura, playa, baños, calma, paz... y por supuesto, la comida de la abuela que siempre piensa que vamos al menos 7 a visitarla... Pero nos encanta. Nos miman, nos cuidan, nos quieren tanto... Y además, nuestras visitas les llenan de amor. Y eso para mí es impagable.
Todos estos días, sentada en la orilla del mar, he tratado de desconectar. Pero es imposible. Puedo desconectar del trabajo, puedo desconectar de la rutina, de nuestra vida cotidiana, pero no puedo desconectarme de TÍ. Ni papá tampoco.
Allí, contemplando las olas, viendo pasar a la gente, orilla arriba, orilla bajo, escuchando los gritos y alborotos infantiles, las risas, los juegos, te tenemos presente, como siempre, porque eres parte de nuestra vida, segundo a segundo, y eso ya no podemos cambiarlo, ni queremos...
Hemos soñado a través de otros padres, hemos imaginado esos castillos de arena que construirás con papá, hemos soñado esos primeros baños en tu barquita hinchable, henos pensado cual será tu carita, como reaccionarás al tacto de la arena, del agua salada... he hemos vista envuelta en tu toalla, mientras te secamos con cuidado y cariño, hemos visto la de palas, cubos y trastos que tendremos que transportar...
Hemos reido pensando en esas tardes de paseos, dorada por el sol, brillante como una estrella, vestida para enamorar a todo el que se cruce contigo...
Y sabemos cuanto sueñan los abuelos también. Yo lo se, aunque a veces no se atrevan a decirlo porque crean que nos hacen daño... pero te sueñan tanto como nosotros. El abuelo anda loco por pasearte de "chiringuito en chiringuito" y presumir delante de sus amigos de su nieta Lucía, la más bonita del mundo, la que vino desde el otro lado del mundo para llenarles aún más su vida.
La abuela sueña con hacerte vestidos de todos los colores. Con verte jugar en la arena, "emborrizada" como una croqueta, para luego bañarte en casa y dejarte hecha una auténtica princesa...lo que eres...
Así que peke, tienes que venir pronto... nos tienes a todos loquitos con tu llegada, y aunque mamá sabe que aún le queda al menos un verano más sentada en la orilla soñando contigo, no dejo de pensar en ese momento.
El mar siempre ha sido muy importante para mí. Mirar su inmensidad, y sentirme pequeñita siempre me ha arrancado sentimientos de esperanza, de amor, me ha dado fuerza y cariño, y por eso, en ese mar, te busco y te siento, en el tacto de la arena fría cuando la noche se deja acariciar por las olas, y en ese infinito horizonte, al otro lado del que yo se, que las sirenas te cantan nanas preciosas que yo te envio desde el fondo de mi corazón, para que sueñes con nosotros, como papá y yo lo hacemos desde el otro lado del mundo cada día, cada noche, y en cada pensamiento...
Te queremos, hoy con el corazón de un pirata, enamorado del viento y de la espuma de las olas que nos llevan hacia tí
Con todo nuestro amor, papá y mamá

12 comentarios:

María dijo...

Shari, otra vez, leyéndote se me ha vuelto a poner un nudo en el estómago y los ojos se me han humedecido.
Tengo muchas ganas de que me llegue mi otra niña del alma, pero sobre todo tengo muchiiisimas ganas de que os lleguen, a unos cuantos amigos cibernéticos, vuestras princesas. Por que quiero veros a todos emborrachados de felicidad, quiero que al fin podais dar todo ese amor que teneis guardado para ellas, quiero que después de una mañana en la playa, de castillos de arena y de chapoteos, salgais por la tarde con vuestra peque del alma doradita por el sol, peinadita, con su vestidito precioso y sintais el orgullo de haber sido capaces de esperar todo lo que ella ha necesitado.

Un besazo
María

Anónimo dijo...

No hay mejor sitio para esperar en calma que el mar. Pronto llegará tu muñequita y le enseñarás tu mar.
Un saludo desde Gran Canaria, también esperando por mi colombianit@ para enseñarle mi mar.

Vidina

VERO dijo...

Queridos amigos; aquí en Argentina hoy festejemos el día del amigo y quise venir a saludarlos, ustedes ya son mis amogos así que este día tambien les va dedicado, gracias por haberme acompañado con sus palabras en el peor momento de mi vida. Deseo de corazón que pronto se cumpla sueño tan esperado. Aveces me pregunto por que la ley del hombre hace que se opaque la ley de Dios, por que Dios seguro que no quiere que hayan tantos niños en el mundo sin papá pero el hombre y su burocracia hace que se dilatre tanto la espera. Que Dios nos de las fuerzas necesaria para esperar a nuestros "PEQUES"
lOS QUIERO Y FUERZAS...

sílvia.....esperant a l'ona dijo...

aiiis shari.....
me uno a maría....leerte es un privilegio, y tus palabras llegan muy dentro....
tus escritos me recuerdan mucho a mis sentimientos cuando esperaba a aina.....como te entiendo!!!!!!
que lejos que se ve todo y que rápido pasa el tiempo después!!!
yo no sé si te queda otro verano para star con lucía.....ojalá no....pero cuando la tengas quiero ver esas fotos de tu niña paseando con lindos bestidos y arropada por todos.
sois fantásticos, no cambieis!!!!!

un beso
sílvia

DE TUS PAPIS dijo...

Ojalá tu princesa llegue mucho antes del próximo verano!! Cuántos besos guardados le esperan!!

Tal vez ya exista y aún no sabe lo feliz que va a ser, una "chini cordobesa" con la mamá más dulce del mundo!!

Aquí en Málaga le esperará mi bomboncito etíope para disfrutar juntos de los castillos de arena!! Sería maravilloso!!

Un besazo,

Eva.

PD. Claro que es imposible desconectar de ellos si nos han robado el alma. No quiero ni un minuto desconectar de mi peque...no puedo.

Silvia y Mario dijo...

El mar, los castillos, la arena, los piratas, los gritos, los sueños, las nubes, tu peque, tu peque del alma... ¿no te das cuenta de que hemos creado un cuento del que tú eres la mami del protagonista? Con un final feliz... el más feliz de todos... el encuentro. Besitos

El rincón de nuestr@ hij@ del corazón. dijo...

Shari tesoroooooo, llegará ese gran día. Llegará y sereis los padres más orgullosos del mundo, me imagino esa maravillosa estampa: los tres juntos cogidos de la mano y se me ilumina la cara.
Dentro de poco vuestro sueño se hará realidad.
Un beso muy grande y otro para esos super-abuelos que aguantan y desesperan tanto o más que nosotros.
Geli.

Bethy dijo...

Cuando estabamos al borde de la desesperación por la espera de nuestro primer angelito, alguien nos recomendó ir a la playa a despejarnos, no sé si fue bueno o malo, había muchisimos niños jugando en la playa con su cubeta y su palita y en cada niño y niña yo veía a mi futuro hijo.... la imagen de los tres en la playa parecía una menta inalcanzable, pero no... afortunadamente es un sueño que SI se hace realidad. Besitos!! Bethy

Ester dijo...

Shari, cariñet, se que siempre te digo lo mismo...pero es que es la pura verdad leerte esun placer...no puedo dejar de emocionarme con cada una de tus palabras...lo expresas todo tan bien...que sentimientos más bonitos...y me traspasas el corazón con tus palabras...las llenas de vida, cobran forma y se meten en mi cabeza.

Gracias guapa...no se que será de mi espera cuando tu tengas a tu pricnesa oriental y a mi aun me queden años para comenzar..jeje con lo que me reconforta saber que los sentimientos nos unen.

Muchos besos desde Valencia.

Ester
http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/

Pere i Carme dijo...

Shari, como te entendemos !!!
Muchas familias hemos cavalgado con esos sentimientos pero ahora la recompensa es inigualable.
El amor que desprenden estas personitas es grandioso !!!

Un fuerte beso y esperamos que sea este vuestro último verano sin Lucía o Pedrito.

Pere i Carme

DE TUS PAPIS dijo...

Chiqui...

Te he dejado un premio... aunque sé que te llegarán de mil blogs más porque sabes que eres nuestro favorita... la que nos toca la fibra sensible con cada palabra!!

Un beso!

Alicia dijo...

Hola Shari, aquí me tienes como una magdalena. leyéndote he recordado esos mismos sentimientos que has sentido.
Quiero decirte que tu peque tiene que venir, y al igual que para nosotros... lo convertirá todo en un sueño lejano y dejará paso a las risas y días de playa (que mas que para tres, iréis cargado como si fuerais diez).
Muchos besotes desde Sevilla, y no cambies nunca.
Alicia, JM y Abenezer Nicolás