sábado, 27 de septiembre de 2008

Venecia...


Querida peke del alma:

Te conté hace unos días que papá y yo hemos celebrado nuestro 10º aniversario de boda... 10 años son muchos años, pero nada comparado con los que esperamos estar juntos los 3... Sabes que nos encanta viajar, y tú serás una niña viajera. Por eso, para celebrar ese acontecimiento de nuestra boda, nos fuimos a Venecia a primeros de Septiembre, siempre la habíamos tenido como tarea pendiente, y no encontramos mejor ocasión que esta. Y mereció la pena...

Supongo que Venecia es como todas las ciudades del mundo, gusta o no. Yo siempre pienso que las connotaciones que rodean un viaje pueden hacerlo ver de una forma u otra. A mi hay personas que me dijeron que me defraudaría y otras que me maravillaría.

Y mi conclusión es que es una ciudad diferente. Sorprende. Es cuanto menos, original. Lo demás lo pone tu imaginación y tus ganas.

En nuestro caso la rodeaba la magia de la ilusión con la que viajábamos. El hotel, precioso, un palacete de estilo veneciano, con una habitación que tenía dos enormes ventanas al canal. Y desde la llegada, un tiempo espléndido, caluroso, pero que acompañaba a pasear.

Lo demás es un devenir de callejuelas, de dejarse perder sin mapas, de buscar rincones perdidos, fuera de las calles habituales. De montarnos en un vaporetto y recorrer la laguna, de día y de noche. De sentarnos a comer y disfrutar de una copa de vino blanco, de brindar por todo este tiempo que llevamos juntos y por todo lo que ha de llegar.

Sabrás, en la distancia, que brindamos por tí. Una y mil veces, no hya brindis ya en nuestra vida que no lleve en el final la coletilla de "y por peke, donde quiera que esté, y para que venga lo antes posible", aunque tú ya has venido a nuestras vidas, aunque sea en la forma de los sueños, porque hasta que podamos abrazarte, no encuentro mejor forma de tenerte cerca, que soñarte cada día.


La mañana que nos marchamos de Venecia, amanecía sobre la laguna. Mientras esperábamos el vaporetto que nos llevaría hasta el aeropuerto, las luces del día iban ganando la batalla a la noche.
Y yo me fijaba en como se reflejaban las luces de los postes de madera sobre el agua. Me fijaba en como las estrellas poco a poco se iban apagando, en como la luz del alba parecía nacer del fondo de la laguna. Apenas se escuchaba nada. El ruido de las pequeñas olas chocando con la plataforma flotante del embarcadero. Madera y agua, viento y salitre. Luz y sombras. En estos momentos, cuando contemplo imágenes como esta que se quedan grabadas en mi retina, un escalofrío me recorre todo el cuerpo. Y siempre, siempre, pienso en tí, mi niña querida, mi peke del alma.
Mamá y papá han vuelto muy felices de este viaje. Algún día querré enseñarte todo esto para que lo veas con tus propios ojos. Y para que sientas, como una noche maravillosa, puede dar paso a un día luminoso. La luz siempre termina ganando la batalla del amanecer, y hace que olvides hasta la noche más estrellada. Mi luz eres tú. Ganaremos esta batalla juntas y no habrá más noches en nuestra vida. Nunca más.

Con todo nuestro amor: papá y mamá

7 comentarios:

Bethy dijo...

Me encanta la parte en que dices " ... dejarse perder sin mapas, de buscar rincones pérdidos, fuera de las calles habituales... "
Así deben de ser todos los viajes... a mi me sucede a menudo cuando los amigos se enteran que viajaremos a cierto sitio... " no dejes de ir a tal lugar, a tal restaurante, a tal tour.. etc. etc..." pero siempre es bueno dejarse llevar por lo impredecible y encontrar gratas sorpresas.
Que lindo que tu hija será una nena viajera... hermosos viajes les esperan a los tres...
Un beso del alma, querida Shari : )
Bethy

Carmi dijo...

Hola Shari.
Que bien, otra luna de miel!!!!!!!!.
Las fotos son maravillosas.
Que ilusión tan grande nos hace mostrar nuestra cotidianeidad, nuestras aficiones, y gustos a nuestros deseadisimos hijos
Un abrazo
Carmi

Anónimo dijo...

Precioso, Shari.
Vuelve a todos esos sitios con tu tesorito. Y no te olvides de las islas. Por aquí los estaremos esperando.
Un beso
Vidina

Carmen dijo...

hola guapa, antes de nada enorabuena por el viaje, yo fui hace tres años y yo sy de las que opinan que es maravillosa, me encantó, me emocionó y tengo pendiente volver de nuevo. muchos besos.

Anónimo dijo...

No sé cómo lo haces, pero siempre que te leo, se me erizan los cabellos !!! Y con mi frente despejada, no es nada fácil..., pero tú lo consigues !!!

Un fuerte abrazo EL PINTURILLA

tomas dijo...

A veces.. doy grandes paseos, tal vez sin saber muy bien lo que busco o simplemente visitando amigos por los cuales me intereso especialmente, al pasar por tu "casa" descanso mi alma un poco fatigada y con demasiados remiendos para llenarla de felicidad y de esperanza,existe algo especial que nos hace siempre regresar y emocionarnos ,gracias muchas gracias.... shari.

Anónimo dijo...

Hola Shari,
casualmente porque nunca tengo tiempo material para hacerlo me he paseado por tu blog, que por cierto me encanta y cu´l ha sido mi sorpresa al ver vuestro viaje a Venecia.
Bien te contaré que nosotros, es decir mi marido, mi hija y yo , viajamos en Agosto de este año también, lo pasamos tremendamente bien y nuestra hija aún más. Tiene 5 años y medio, 5 años hará el 1 de Marzo que estamos juntos y que viajamos a China y núnca viajamos sin ella, es más no concebimos una sola salida sin ella, hemos estado en Paris y muchos sitios más , pero...querida Shari, Venecia es mucha Venecia, te recomiendo lo volvais a realizar con vuestra peque en cuanto podais. Compartirlo con nuestra hija ha sido lo mejor.
Besos desde Murcia

Maria josé y familia