martes, 3 de febrero de 2009

Tal como éramos...




Querida peke del alma...
Una amiga maravillosa, nuestra Xelo, hoy nos ha hecho recordar en un correo, nuestra infancia... y quería hablarte un poquito de ella, de como fuimos papá y yo de felices y de como deseamos cada día que esa felicidad un día sea parte de tí...
Papá creció en Madrid, circunstancias del trabajo de abuelito, que era madrileño... sus días estuvieron rodeados de idas y venidas al cole...(por cierto, en San Ildefonso, donde la lotería...), de juegos, de risas y de una capital que crecía a un ritmo frenético en esos últimos años de la década de los 70... vivía en Cascorro, en pleno rastro madrileño, y sus pasos y sus alegrías y sus pequeños problemas tuvieron su historia allí...
Mi primera infancia estuvo aquí en casa, en Córdoba, rodeada de todo el amor, el cariño y la esperanza de unos padres que habían perdido un año antes a su segundo hijo al poco de nacer... Yo se que fui muy deseada, y que crecí arropada no sólo por mis padres, sino por una hermana que al llevarme 9 años de edad, actuaba en muchas ocasiones como otra mamá... (una vez superada la etapa de los celos, claro...)
Los dos fuimos niños felices, queridos. Los dos tuvimos derecho a una infancia feliz, de esas cuyas mayores preocupaciones son el atracón de helados, tener las tareas del cole bien, que tus amigos no se enfaden contigo, que tus padres no dte dejaran sin los dibujitos por alguna trastada y que de merienda hubiese algo de chocolate...
Esa fue nuestra niñez. Llena de juegos, de escondites, de "tangas", de pilla-pilla, de las 4 esquinas, de saltar a la comba, de correr en la bici, de tardes lluviosas jugando a la oca y al parchis, de mañanas de invierno viendo la bola de cristal, de aventuras en una habitación que se convertía en un mundo de fantasía, de libros, de cuentos, de muñecas, del quimicefa, de la película que estrenaran en navidades, de cartas de Reyes, de cumpleaños con chocolate y mediasnoches, de fanta y chuches, de veranos en la orilla del mar buscando conchas y piedrecitas, haciendo castillos de arena y de viento, de septiembres de vuelta al cole ilusionados y llenos de curiosidad por aprender, de reencuentros de amigos, de ferias y caballitos, pero sobre todo, una niñez llena de un inmenso AMOR, el que nuestros padres nos dieron y el que nosotros queremos darte a tí.
Cuanto pienso todo lo que tienes que vivir, me emociono, porque sólo deseo que seas feliz, y que un día, cuando seas mayor, cuando como papá y yo tengas 36 años, un dia mires hacia atrás, y al recordar tu infancia, una sonrisa se dibuje en tu cara. Ese será el regalo más bonito de tu niñez. Tu sonrisa delatará lo feliz que has sido.
A mí esta tarde se me ha dibujado una enorme en la cara...
Estoy desando un día, ver la tuya, y sentir el orgullo y la felicidad que mis padres o los de papá sienten o han sentido, cuando en alguna de esas reuniones familiares, hemos contado riendo, las anécodotas de lo felices que éramos de pequeños.
Esa es la infancia que te deseo. Y estamos desando, vivirla contigo.
Te queremos, con toda el alma, no tardes peke..
Papá y mamá

10 comentarios:

Pere i Carme dijo...

Joer Shari... !!!!, (perdón), tu hija será la niña más feliz del mundo. Vuestra infancia se repetirá reviviendo la de vuestra Lucía o Pedrito.
Un besazo muy grande a los dos y no cambies nunca.

Pere i Carme

CARLOS Y MONTSE dijo...

Shari, me ha emocionado tu relato contando vuestra infancia y me ha hecho al mismo tiempo recordar la mia, gracias por este momento de recuerdos.
Saludos Montse

ester dijo...

jolines shari!!!! porque siempre me haces llorar?????...menos mal que no son lagrimas de tristeza si no de emoción o felicidad...en este caso aunque yo soy más joven recordando lo bien que me lo he pasado yo de niña...aíss que tiempossss...sin hipoteca!!!!jajaj

Un besote grandee muy grandeee tan grande como tú corazón.

Ester.

http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/

Carmen dijo...

Hola cariño, ya te echaba de menos, yo ya hoy por hoy puedo decir que al recordar mi infancia se me dibuja esa sonrisa en la cara y me lo paso genial recordar todo lo que hemos vivido con mi hermano y mis primos por que antes si que lo pasabamos bien.
Como tu dices ojalá podamos enseñar a nuestros hijos esas cosas y que no esten todo el dia con las maquinitas (que las odio).
Mil besos de chocolate(del color de mi morena y como el del sabado por la tarde con churros)aaaa y se te han olvidado los paseos por la juderia y aunque ya no se puede la subida al campanario de la catedral los domingos, aissss que bonito recordar.
Muchas gracias guapa y cuidaros.

Gema dijo...

hOLA Shari!!!! que bonito lo que nos has contado hoy, que recuerdos aquellos cuando uno es niño y despreocupado de la vida, solo interesado en jugar jeje...

Vaya que eran guapos desde niños!! que papás tan más lindos tendra este peke!

un abrazo

Pastor dijo...

Se dice que la vida adulta no es mas que el revelado de la pelicula rodada durante la infancia. Tal vez por eso y viendo lo exceletenes personas que sois a nadie le extraña que de "pequeños" fueráis tan queridos y tan felices. Y claro eso se os nota en la carita de las fotos que has puesto jejeje.

Muchos besos corianos.

Manu y Xelo dijo...

hola mi niña,

Que entrada más bonita, y que guapos estáis en las fotos!!! esa palmerita con ese lazo, que bien te queda!! y ese Pedro, que carita de buena gente, la misma que sigue teniendo ahora.

Os quiero pareja, y estoy segura que Lucía o Pedrito cuando tengan treinta y tantos, volverán la mirada atrás y se les dibujará una sonrisa en el rostro, porque vosotros haréis que su infancia y su adolescencia esté llena de bonito recuerdos.

Ese es mi mayor deseo, que algún día nuestros hijos puedan mirar atrás y se sientan orgullosos de ellos y de nosotros, que sientan que les hemos hecho inmensamente felices.

Te quiero cordobesita, un besazo.

xelo

Rafa, María y David dijo...

Shariiiiii !!!! tiens deberes que hacer..jeje...te he dejado un encargo en nuestro blog.
Aunque te conozco en la distancia, te siento muy cerca, y quiero seguir conociéndote...seguir conociendo esa bella persina que guardas dentro...

Un beso enorme
Rafa

Rafa, María y David dijo...

JAJAJAJA !!!! Tengo aquí a mi lado a David,pegado como un tatoo, y no sabes lo que me ha preguntado ??? JAJAJA... Que cómo puedo entrar en el blog de Shari ??? jajaja...si es que tu yerno tiene unas cosas ...!!!! :-)

Rafa y David

ANA dijo...

Como siempre una emoción grandísima al leerte, es un orgullo tenerte de compañera de destino. Un besazo
PD. Cada día tienes el blog más bonito si cabe