domingo, 1 de enero de 2012

Las primeras navidades siendo mamá...




Ufff, cuanto tiempo...




A veces retomar el blog me cuesta incluso trabajo... me debato entre dedicarle todo el tiempo del mundo a mi niño que crece por días y el seguir queriendo dejar plasmada toda esta espera para que un día puedan leerla mis hijos...Lucía, porque esto es muy suyo y ella lo "provocó"... Martín, porque es parte de su historia y ambos tendrán en él una fuente inagotable de información, sentimientos y emociones...




Pero me falta tiempo...el día a día desde que volví al trabajo en septiembre es "puritita dinamita"...una ida y venida de locura de quehaceres rutinarios que no me dejan tiempo para nada...y cuando a veces, rendida me siento en el sofá por la noche, no me queda espíritu para escribir...y lo siento en el alma...porque tengo la sensación de estar haciendo algo mal...




Pero al menos, intentaré escribir más a menudo...




Estos días están siendo muy especiales y quería plasmarlos...por un lado, porque Martín los está haciendo tan diferentes...ya el año pasado fueron muy especiales...su vida latía dentro de mi...y estaba muy presente en aquella barrigota grande y abultada que anunciaba que su llegada a este mundo era inminente...




Pero este año es aún más especial...su sóla presencia, su mirada, su sonrisa, sus manitas queriéndolo tocar todo, su carita de ilusión cuando ve las luces, escucha los villancicos o nos ve a su padre y a mi en casa todas las mañanas y a su disposición todo el día, no tiene precio...




Cuantas veces he soñado con unas navidades como estas...cuanto tiempo las hemos desado, querido, imaginado...sin poder acercarnos siquiera un poquito a la realidad de tenrlo con nosotros...




Martín ha traído esa luz de la navidad a nuestras vidas...de hecho, un 24 de Febrero, también de noche, como en Nochebuena, ese cuerpecito gordito y esa mirada tan azul como el océano, esa carita de ángel...nos hizo saber con su presencia, que desde aquella noche, siempre sería Navidad en nuestras vidas...ya no hay noches especiales, porque todas lo son...al igual que los días...ver como crece, como aprende, como descubre, como investiga...es un mundo para mi...un mundo de alegría y de orgullo, un mundo de sorpresas, un mundo de ilusión...un mundo de infinito amor...




Por otro lado, estas Navidades también son especiales...el expediente de Lucía será activado en breve, ya lo hemos solicitado, y comenzaremos de nuevo la aventura del CI, esta vez con la presencia de ese "hermano mayor" que acaba de cumplir 10 meses...el camino se reemprende de nuevo...ha sido una parada breve, para coger impulso hacia la recta final...espero que justamente dentro de un año, tengamos entre nuestras manos la fotografía de ese sueño de ojos de sandía o estemos a puntito de viajar a por ella ( o él, que aunque siempre digo ella, soy consciente de las posibilidades )




Mientras, sigo disfrutando dia a dia de todo lo que mi hijo me da...que es una ternura infinita...y un amor incondicional...mientras escribo visualizo su risa en el baño mientras patalea contra el agua y lo deja todo perdido...su perfil en la penumbra de la noche, cuando me levanto y le veo recortado contra las luces de la avenida, a través de las rendijas de la persiana, y pongo suavemente la mano sobre su espalda y siento esa respiración tan suave, tan acompasada, tan musical...que es el latido de su corazón...o cuando a veces, estando malito, se recuesta sobre mi pecho, casi sentado, y se duerme escuchando el sonido que tan familiar le fue durante 9 meses...




Podría describir mil situaciones, y ninguna estaría completa, porque no se como transmitir las emociones que siento....sólo se decir que soy feliz, muy feliz...y que estas navidades están siendo especialmente dulces...




Si a eso sumamos, que ya me siento más feliz en el nuevo cole, que la carretera ha dejado de ser parte de mis pesadillas diarias, que he encontrado muy buena gente en mis compañeros, y que pasito a paso este cole se está haciendo un huequito en mi corazón...pues eso, que son unas Navidades muy especiales...




A todos los que continuáis ahí, detrás de la pantallita...un beso enorme, aunque ya no escriba o no os visite, si que os llevo en el corazón y más o menos voy sabiendo los progesos de vuestras historias...




Feliz Año Nuevo 2012...yo sólo me atrevo a pedirle salud y que el camino nos ponga más cerquita de nuestro sueño en china...porque lo demás, ya lo tengo...y es tan grande...uff, que me emociono yo sola...




Un besazo enorme...con todo mi cariño

4 comentarios:

laura dijo...

precioso, solo nos queda un sueño, y los que se sumen amiga!!!
besos
laura

María dijo...

Sigue disfrutando de estas Navidades tan especiales y tan merecidas.....en definitiva, sigue disfrutando de tu principe de mirada tan intensamente azul.....
Un beso muy muy gordo.

..y que este 2012 os haga realidad vuestro sueño de ojos rasgados.

cuidaros
María

rociojinghai dijo...

encantada de volver a leerte,y de ver esa carita tan preciosa y esa sonrisa tan dulce.Que paseis unos felices reyes.

Ester dijo...

Shari, siempre me emociona leerte...ya puede ser larga la entrada que cuando llego al final se me hace corta...jeje

Me alegra tanto que esteis pasando por este momento tan bonito junto a Martin...y que decirte de la busqueda de Lucia O pedrito...que ya estaís ahí, activos en el camino, y que ojala este año sea el vuestro..

Muchos besitos desde Valencia.
Ester