viernes, 6 de enero de 2012

Tarde de Reyes 5 años después...



Queridos pekes del alma...

Hace 5 años, mamá hizo una entrada con este mismo nombre, en este mismo lugar...que todavía está almacenada y que leí hace apenas unas horas...

En ella, contaba con melancolía, mis vivencias de la tarde de Reyes cuando era una niña y los abuelos me llevaban a verla...

En esa entrada, la melancolía también acompañaba una situación especial, nuestra fecha de registro acababa de cumplir en noviembre 1 año en China, fecha para la cual, según todos, deberíamos de haber estado asignados...y sin embargo, el sueño de ser padres, se alejaba más y más...porque China comenzaba a saturarse y espaciar las asignaciones de 15 en 15 días...ya ves...

Lo último que pensaba yo, es que 5 años después tendría entre mis brazos a un niño rubio, de ojos azules y que había latido durante 9 meses dentro de mi...yo pensaba que tendría una niña morena, de ojos oscuros y parida con toda mi alma...a la que seguimos esperando...

Pero como la vida es caprichosa y hace lo que le viene en gana...mi tarde de Reyes ha estado salpicada de miradas azules y mofletes blanquitos...los de ese bebé que llena mis días y mis noches...

He sentido durante toda la Cabalgata que saldaba una deuda con el destino...he sentido que toda la melancolía y la angustia de aquel día, que toda aquella tristeza, se han convertido hoy en moneda de cambio de una felicidad contagiosa, de un ambiente que me llenaba el corazón de villancicos, risas y alegría...

Pero sobre todo he sentido que mi alma volaba, que el tiempo estaba detenido entre acordes de bandas y luces brillantes, entre figuras infantiles y petardos, entre los fuegos artificiales y la noche estrellada y clara...sin apenas frio...

Y sobre todo, mi alma estaba detenida y rendidamente entregada, a esos ojitos azules que miraban con ilusión, con sorpresa, con sueño y hasta a veces con disgusto, esa Cabalgata con la que hoy, por fin, estoy en paz.

Nunca volverá a ser igual...Martín la ha cambiado para siempre y espero que pronto Lucía, la haga más bonita aún...

Cuando ha pasado la carroza de la estrella de la ilusión, le he pedido muy bajito que muy pronto nuestro sueño se haga realidad, y esta familia se complete con nuestra carita de luna...

A los Reyes les he dado las gracias por traerme por fin el único deseo que durante años he firmado con tinta de mi corazón, ser mamá....

Hoy me puedo ir a dormir tranquila, feliz y emocionada, hoy se, que la Cabalgata de Reyes y yo, que esa Tarde de Reyes y yo...hemos firmado un nuevo pacto: cada 5 de Enero...yo seguiré esperando que pasen bajo mi terraza, con mis hijos...y la Cabalgata, llenará sus ojitos de ilusión, de sueños y esperanzas...de emociones y de alegría...

No creo que exista pacto o contrato con un fondo más bonito...

Dulces sueños a todos...que seáis muy buenos esta noche...y que los Reyes os traigan todo lo que soñáis..porque ya veis, los sueños de tanto soñarlos, terminan por hacerse realidad...

2 comentarios:

fabibarria dijo...

Que emocionante:) Mil besos:)

Anónimo dijo...

Shari, cuanta felicidad, no sabes lo que me alegro por ti. La noche de Reyes para mi siempre ha sido una noche muy especial, llena de ilusión, de nervios y de mucho amor, rodeada de toda mi familia. Desde el 28 de julio mi padre no esta con nosotros y esta ha sido la primera noche de Reyes en la que he perdido esa ilusión. Al leerte ahora he recuperado esas tardes de felicidad.... enhorabuena por la familia tan preciosa que tienes. Mónica