domingo, 9 de noviembre de 2008

Tan lejos, tan cerca...



Querida peke del alma:

LLevo unos días un poco tristona. Desde las últimas asignaciones. Tan sólo han sido dos días, dos pequeños días, que no dejan de ser un paso adelante, pero que nos pone cada vez más lejos de alcanzarte, aunque el tiempo nunca camine hacia atrás, que eso ya lo se, a veces parece que se para eternamente en una sucesión de acontecimientos que se repiten sin cesar... Como en tu espera. Mes tras mes, deseamos con el corazón que las cosas cambien, que China nos ponga más cerquita de tí, pero la cabeza nos hace mantenernos firmes en que el camino es aún largo y duro. A veces demasiado.
Sabes que suelo ser muy optimista, pero esta vez me he sentido tocada. Tocada que no hundida. Es un momento más. De todos los que nos llevan hacia tí. Lo que pasa es que esta vez he sentido miedo, miedo de que algo ocurra, de que no todo salga como nosotros esperamos... No me importa esperar, se que tú estás al otro lado de este hilo rojo que tanto tiempo nos lleva uniendo, lo único que me da miedo, un pánico tremendo, es que si China continua con este ritmo en las asignaciones, no se cuando vamos a poder abrazarte... hablamos de años, de muchos años si seguimos con estos días a cuentagotas en las asignaciones.
Y querida niña del alma, igual que te cuento todo lo bueno que nos sucede, todas las cosas maravillosas que nos rodean, y todo lo que tenemos guardado en nuestro corazón para tí, hoy mamá tenía que decirte que tiene miedo, miendo de perder tu sonrisa, tus miradas, tus manitas, tus palabras...porque te quiero tanto, y tanto tiempo llevo esperándote, que sólo pensar que me puedas faltar, es como pensar que me falte el aire para respirar...
Muchos no lo comprenderán, pero es tanto el espacio que ocupas en nuestro corazón, que ya no podemos concibir un futuro sin tu presencia en nuestra casa.
Hoy mamá, con el corazón un poquito "encogío", con frío y tiritones en el alma, sigue mirando por la ventana hacia China, hacia nuestro futuro, hacia tí, porque se que TÚ, estás ahí, al otro lado del universo, esperándonos...
Te quiero, te queremos, más que nunca, con toda el alma.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Shari. Tú misma lo estás diciendo: Vas a tenerla, sólo que tienes que seguir esperando. Nada va a pasar, la espera se eterniza, pero ya está.
Entiendo perfectamente tu desespero. A mí, todo el mundo me dijo que mi caso iría rápido, que enseguida iría a buscar a mi niño. Y aquí estoy, sigo esperando y desesperando. Desde un principio sabemos lo que nos espera. Pero no olvides, niña, que nuestros hijos van a venir, sí o sí.
Ánimo y un beso grande desde Gran Canaria.

Vidina

sílvia.....esperant a l'ona dijo...

tus palabras me emocionan siempre....están tan llenas de buenos sentimientos, de tanto amor........
llegará shari, llegará.........tu tesoro sigue esperando, y la experiencia más bonita del mundo está esperando a que la vivas, con toda su intensidad, como la ocasión lo merece.

La espera es durísima, y más aún cuando te fijaste una meta y no hace más que alargarse, pero cuando te desanimes vuelve a remontar.
Lucía te necesitará a tope y tu lo estarás, no me cabe ninguna duda....

ya te lo he dicho muchas veces, pero sin conocerte es como si te conociera.....no sé....tus palabras dicen tanto.......
por eso te digo que confies, que tardará más o menos, pero en la otra punta dl mundo estará tu otro corazón esperándote......y ese corazón por el que ahora lloras y sufres será aquel que te hará reir y ser aún más feliz para siempre!!!!

un abrazo enorme y ojalá puedas abrazar a tu peke más pronto de lo que imaginamos!!!!!

sílvia.......también esperando hasta que llegue el momento

El rincón de nuestr@ hij@ del corazón. dijo...

Aysss Shariiii que momentos más malos estamos viviendo ahora, pero como tú dices nos llegará tesoro. Llegará el momento en que nuestra ilusión se convertirá en una realidad, en la que tu casa se impregne con un maravilloso aroma infantil. Un día en que la sonrisa de vuestr@ hij@ llenará todo vuestro hogar.
Y me voy, me voy a llenar ese vaso de agua para ver que no está vacío.
Un beso mi niña, que ya sabes que también te quiero muchoooo (vamos de aquí a la luna y volverrrrr).
Geli.

Pastor dijo...

Uffff!!!
Hoy me atrevo a dejar en tu blog el siguiente pensamiento, aunque de sobra sé que no es en absoluto necesario.

Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después....

Después de terminar la carrera, después de conseguir trabajo, después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces después de tener otro.

Luego nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen de ser niños. Pero después nos desesperamos porque son adolescentes difíciles de tratar y pensamos que seremos más felices cuando salgan de esa etapa.

Luego decidimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro esposo o esposa le vaya mejor, cuando tengamos un mejor coche, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando consigamos el ascenso, cuando nos retiremos...

La verdad es que

NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELIZ QUE AHORA MISMO.


Tus palabras de hoy son fruto del daño que puede llegar a hacer el amor cuando ya no tiene más sitio en el corazón de una madre que desea, que anhela, que sueña y vive cada día unida a través del conjunto espacio-tiempo con su hija.

Pero Shari, lamentablemente no podemos dejar nuestra vida en stand by para evitar el sufrimiento que genera en nosotros la espera. Ojalá encontrara las palabras que fuesen un bálsamo para la fatiga de éste larguísimo camino hacia Beijing. Y cuando llegue ese día en tu maleta llevarás tantas cosas que apenas si podrás embarcarlas. ¿Imaginas cuál será el equipaje que llevarás en tu corazón?

Falta muy poquito para que llegue el 14 de noviembre y no sé cómo amanecerás ese día. Lo que sí sé es que decaída o no, con penita o sin ella, ese día... ¡llegará!

Carmen dijo...

cariño, ya sabemos que nosotras tenemos que esperar mucho mas que nadie para encontrarnos con nuestros peques, pero no te pongas triste y que nada te de miedo, todo saldra bien porque el amor lo puede todo, mil besos de chocolate y ya sabes que tienes una que estoy aqui cerquita para lo que necesites.

María dijo...

Shari cariño, tus palabras, como siempre, están llenas de tanto amor.
Deseo tanto que a amigos que he hecho en este camino se os cumpla vuestro sueño, deseo tanto el dejar de ver como os duele el corazón....quiero que transmitiros tranquilidad, porque por mucho o poco tiempo que pase hasta abrazar a vuestras pekes, serán ellas, naceran para vosotros y os unirán con ellas para siempre.
Shari no vas a perder su sonrisa, ni sus miradas, ni sus manitas...ella te regalará cada día besos, abrazos, palabras, miradas pícaras, te llenará de babas, te manchará tu abrigo favorito, meterás la mano en el bolsillo y te aparecerá un sugus pringoso o una piedra que se encontró un día, o una flor......

Shari ese día llegará, ojalá que sea antes de lo que piensas.

Un beso guapetonaaaa, SMUACKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK

María

mar dijo...

Hola, Shari. Ha sido una semana extraña por la esperanza en un cambio que teníamos y que no se ha producido, y lo has expresado mejor que nadie. Pero aquí estamos pase lo que pase(salvo que nos echen:)
Un beso enorme!!
Mar

Ester, FM09 dijo...

Aiss Shari cariño...no me gusta verte triste...que lloro...yo si te entiendo..a mi me pasa lo mismo sin haber ni siquiera comenzado con esto...me da miedo no poder alcanzar a mis niños, no poder besarles, abrazalres...porque como tu dices ya ocupan un lugar bien grande en nuestro corazón, les queremoss...ese amor hará que seamos fuertes..y aunque en días como hoy sientas miedo mires firme hacia delante, hacia tú carita de luna.

Si así me siento yo a veces se que para los que ya estaís en proceso debe ser mucho peor, me imagino tus miedos y los comprendo...pero solo te permito un día negativo ehh???

Millones de besos desde Valencia, y aquí nos tienes a todas para darte animos..que tu también nos los das cuando los necesitamos.

ESter.

Juani dijo...

Hola Shari,
Me encanta entrar en tu blog, y leerte, es poesía todo lo que escribe.
Me da mucha pena que estés triste, pero te entiendo porque esta espera es desesperante. De todas formas, el tiempo pasa y estoy segura que tu hilo rojo por fin llegara.
Animo, y de veras que lo siento.

Ali dijo...

Mucha pena pero firmes Shari, desde aquí te agradecemos la mirada a la cuna, también estamos pasando el tiempo y ahora pintan "bastos",así que cuidaros, y quiero que sepas que siempre que te leo me emociono.
Un besazo a los dos.
Ali

Gema dijo...

Shari! Tarde que temprano llegara, muchas veces, las cosas que más queremos tardan tanto en llegar, lo imaginamos y lo vemos tan lejano, pensamos que faltan quizas meses, años, dias, minutos, horas pero LLEGA... y entonces toda la espera vale la pena.

un abrazo

Xing-xing dijo...

Todos los que esperamos estamos desesperados de ver como avanzan, o para ser exactos como no avanzan las asignaciones. Sólo nos queda tener paciencia e intentar sobrellevar la espera del mejor modo posible

Muchos besos

Carmen dijo...

hola guapa, te he dejado un mail, leelo cuando puedas, mil besos de chocolate y esero que este mejor de animo.